Solidaridad con los vecinos de Córdoba

COMUNICADO DE LA CNEA

Solidaridad con los vecinos de Córdoba

Ante los hechos de público conocimiento, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) expresa su consternación como así también su solidaridad con todos los vecinos que sufren las consecuencias de tan lamentable episodio.

Logo CNEAEn ese sentido, la CNEA considera necesario llevar tranquilidad a la comunidad de Alta Córdoba en particular y de la Ciudad de Córdoba en general, respecto del correcto funcionamiento de la planta de purificación de uranio de la empresa estatal Dioxitek, que en 32 años de funcionamiento nunca sufrió un incidente que afectara a terceros, ni causara ningún tipo de perjuicio ni a sus trabajadores ni a sus vecinos.

Dioxitek mantiene una política de seguridad y gestión ambiental fundada en el cumplimiento de la legislación vigente en el orden nacional, provincial y municipal, como también de las reglamentaciones de la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) y los organismos internacionales de control, para garantizar una adecuada gestión de los recursos y protección del entorno.

Por otro lado, vale destacar que desde las primeras horas de la madrugada los trabajadores de Dioxitek y la Comisión Nacional de Energía Atómica abrieron la planta para ponerse a disposición de los organismos provinciales y municipales que intervienen para atender las causas y consecuencias de la explosión; aportando elementos de seguridad y protección ambiental, prestando ayuda a los Bomberos y tendiendo una mano solidaria.

En estos momentos de congoja y preocupación creemos que lo más importante es llevar tranquilidad a la población y trabajar coordinadamente para contener el dolor y resolver las consecuencias de este desgraciado suceso. Por eso la Comisión Nacional de Energía Atómica y la empresa estatal Dioxitek quedan a entera disposición para prestar la solidaridad necesaria en lo que pueda necesitar nuestro barrio, nuestros vecinos y nuestra comunidad.


Leer el Comunicado de la CNEA


Noticias relacionadas